El antiguo arte de la lectura del Tarot conlleva una miríada de supersticiones obsoletas y completamente injustificadas. Si alguna vez te han dicho que NUNCA deberías tener una lectura de tarot cuando estás embarazada, o que sacar la carta de la muerte es un prefacio de una muerte instantánea y horrible, debes alegrarte al saber que estos mitos están lejos de la realidad. Y esto es algo que todos los videntes saben, en especial Alicia Collado vidente muy reconocida en España y América Latina.

Si le preguntas a ella o a cualquier lector de Tarot experimentado si las cartas del Tarot son obra del diablo, es posible que en realidad le des un motivo para una buena carcajada. Los lectores de tarot pueden desgranar una lista de mitos erróneos a los que se enfrentan cada día; Lo más común es que las cartas del Tarot son malvadas y solo pueden ser leídas por psíquicos y clarividentes. Pero mientras más te adentres en el mundo místico, mayor será tu comprensión acerca del  verdadero significado y las capacidades de esta herramienta.

Resulta fascinante utilizar las cartas del Tarot en un grupo de personas que no están familiarizadas con este antiguo arte. La carta de la muerte siempre provoca un grito ahogado seguido de un grito de horror: «¡Oh, tienes la carta de la muerte!» De hecho, la carta de la muerte no es en absoluto lo que parece, y es solo un ejemplo del significado incorrecto aplicado a muchas cartas en la baraja del Tarot.

Una baraja de Tarot consta de 78 cartas. La mayoría de las cartas tradicionales del Tarot están hechas de pulpa de madera y tinta de imprenta, con forma de cartas con una imagen en un lado y un patrón en el otro. Esto es exactamente lo que es una carta del Tarot y lo que siempre será. Incluso las imágenes digitales en una baraja de cartas moderna son simplemente una representación de símbolos, una imagen o una obra de arte. Lo importante es el significado de cada símbolo en cada carta específica.

La lectura del tarot ha evolucionado a lo largo de la historia, con orígenes en el siglo XVI. Su uso como herramienta psíquica para la adivinación no está claro, pero con el tiempo la humanidad ha utilizado muchas herramientas diferentes para ver el futuro. En la antigüedad, la gente arrojaba huesos de animales, entrañas de pollo, dados y runas, sin mencionar consumir drogas derivadas de plantas. Y ahora, los videntes pueden leer los restos de una taza de té.

La mayor parte de esta superstición es relativamente reciente y ha cobrado impulso a lo largo del último siglo con la popularidad del cine, la televisión y un creciente interés en las posibilidades del Tarot. Estos muchos mitos han cobrado vida propia, bordados y embellecidos con el paso del tiempo.

Aquí se desacreditan 4 mitos del Tarot sin fundamento:

1. Nunca compre sus propias cartas del Tarot

Si esta superstición fuera cierta, nunca nadie habría aprendido el arte. En realidad, es importante elegir sus propias cartas, ya que su intuición lo atraerá a las más adecuadas. Hay muchos lugares para comprar cartas del Tarot, como librerías, tiendas de regalos e incluso en línea. ¡También hay muchas variedades! Disfrute buscando las que estaban destinadas para ti.

2. No permita que otros usen o toquen sus cartas del Tarot

Una cosa es valorar tanto sus cartas que no quiere que cualquiera las hojee. Sin embargo, otra es temer que el toque de otro traiga mala suerte a su baraja de Tarot. De hecho, es común animar a la gente a que revise sus cartas. Les ayuda a familiarizarse con las diferentes imágenes y símbolos, y a sentirse más cómodos con el potencial de una lectura del Tarot.

3. Los psíquicos son las únicas personas que pueden leer las cartas del tarot

Si bien enriquece la lectura del Tarot, si el lector es psíquico, clarividente o muy intuitivo, cualquiera puede aprender el arte de leer las cartas del Tarot. La mayoría de las personas requieren un entrenamiento formal y practican regularmente para desarrollar su intuición a un nivel profesional. No obstante, algunas personas aprenden el arte de la lectura del Tarot con facilidad. Con los recursos adecuados, incluso puede aprender a leer por sí mismo.

Cualquier persona en el mundo puede desarrollar el arte de la lectura del Tarot. Desde médicos, especialistas y psicólogos hasta policías, matemáticos y empresarios.

4. Las cartas del tarot son mágicas

Si crees que las cartas del Tarot son mágicas, lamentablemente te han engañado. Las cartas se elaboran en masa en una fábrica y se empaquetan en plástico antes de realizar el viaje a una tienda cercana. Son solo tinta y papel. Son las habilidades psíquicas y la intuición del lector lo que cuenta.